Regresar a la Portada

 

Infracciones y Sanciones

La Cooperativa Rural de Electrificación CRE como Titular de una Concesión de Distribución de Energía Eléctrica y conforme con la Ley de Electricidad puede establecer Infracciones e imponer Sanciones a sus consumidores, sin perjuicio de las sanciones penales previstas por el Código Penal y el Derecho de recuperar cualquier consumo arbitrario, no medido o clandestino.

Las sanciones son multas en dinero equivalentes al importe de la cantidad de energía, multiplicado por la tarifa promedio de acuerdo al siguiente detalle:

Para este efecto, se clasifican los consumidores en las categorías siguientes:

Categoría A: Consumidores con consumos menores a 200 KWh por mes
Categoría B: Consumidores con consumos menores a 2.000 KWh por mes
Categoría C: Consumidores con consumos mayores a 2.000 KWh por mes

Las infracciones a ser sancionadas son las siguientes:


Conexiones arbitrarias

Quien conecte arbitrariamente conductores de energía eléctrica al sistema de distribución de CRE o a otra línea particular alimentada por dicho sistema:

Categoría A: 500 KWh.
Categoría B: 5.000 KWh.
Categoría C: 10.000 KWh.

Alteración de los instrumentos de medición

Quien efectué cualquier acto que altere o impida funcionamiento normal de los equipos de medición:

Categoría A: 200 KWh.
Categoría B: 3.000 KWh.
Categoría C: 5.000 KWh.

Consumo clandestino

Quien consuma electricidad en forma clandestina o en una forma que no esté autorizada en el contrato de suministro:

Categoría A: 500 KWh.
Categoría B: 5.000 KWh.
Categoría C: 10.000 KWh.

Negar acceso al inmueble para inspecciones

Quien no permita el ingreso a personal autorizado de CRE para realizar inspecciones en la instalación del lugar.

Categoría A: 200 KWh.
Categoría B: 3.000 KWh.
Categoría C: 5.000 KWh.

Producir perturbaciones en el sistema eléctrico de distribución

Categoría A: 200 KWh.
Categoría B: 3.000 KWh.
Categoría C: 5.000 KWh.

En caso de reincidencia del infractor, se podrá aplicar en cada caso un incremento del veinticinco por ciento (25 %) por cada reiteración, hasta alcanzar el doble del monto correspondiente a la infracción.

Lo recaudado por este concepto se deposita en una cuenta de la Superintendencia de Electricidad y está destinado a la electrificación rural.