Regresar a la Portada

La Atlántida sí existió y en el oriente boliviano

Presentarán la Conspiración Atlante

Santa Cruz.- Una noticia tan importante como el hallazgo de la Atlántida de Platón en territorio boliviano, si fuera anunciada por científicos del primer mundo, acapararía inmediatamente la atención mundial. Hoy esa verdad irrefutable es presentada por primera vez a un grupo de periodistas y líderes de opinión, antes de la presentación oficial de la investigación que se hará el lunes 21 de abril, en el Hotel Las Palmas, en un primer tomo titulado "La Conspiración Atlante".

Su trascendencia es tal que rápidamente se está abriendo paso entre la incredulidad propia de los bolivianos para despertar el interés de cadenas internacionales especializadas en la elaboración de documentales, como las conocidas National Geographic y Discovery Channel, que han dispuesto que sus corresponsales comiencen a elaborar un primer informe sobre la certeza de este hallazgo. Muchos son los investigadores que han buscado el mítico continente perdido por todo el globo terráqueo, pero en su búsqueda no se ajustaron fielmente a los relatos de Platón, que son la única fuente conocida que detalla esta gran civilización que dominó el planeta.

Cuando los investigadores definen una supuesta ubicación de la isla sagrada y encuentran un puñado de coincidencias, los medios de prensa hacen sus reportajes, pero este no es el caso del libro "La Conspiración Atlante", escrito por David Antelo, que además de haber encontrado una centena de coincidencias con los relatos de Platón, entrega coordenadas exactas de la ubicación de la Acrópolis Atlante, además de basarse en el mapa más antiguo del planeta, que para sorpresa de los arqueólogos, no se encuentra en el mundo del Mediterráneo ni en el lejano Oriente, sino que ha sido encontrado en el Departamento de Santa Cruz. Más precisamente, a ocho kilómetros del Fuerte de Samaipata, en una cueva que fue descubierta hace casi una década atrás, pero que no se le prestó la debida atención, porque en ese momento se pensó que sólo se trataba de una más de las tantas pinturas rupestres que se encuentran en la región, explica el escritor cruceño.


Para entrar en el tema se debe aclarar que el relato del Continente perdido de la Atlántida, en sus orígenes no es griego, sino egipcio. Dicho relato fue transmitido a Solón, uno de los siete sabios de Grecia en un templo que se encuentra en el Delta del Nilo. Una vez que llegó la noticia a Grecia pasó a La Escuela de Atenas, vía Timeo y Critias y luego fue copiado por Platón, más o menos en el año 350 a.c.

¿Por qué el nombre del libro?

"En primer lugar, porque es una obra que conspira contra la historia formal que nos enseñan desde el colegio y las conclusiones a las que se llega obligan a revisar muchas de las creencias que consideramos como ciertas, ya sea en la visión que tenemos sobre el origen de la civilización, las influencias sobre las lenguas, la geografía, las razas y hasta las influencias religiosas", explica Antelo.

"La Conspiración Atlante", es una publicación seria que no puede ser catalogada dentro de ningún género conocido y resulta difícil de resumir por la variedad de temas que trata. Lo cierto es que se puede considerar "una patada al tablero" de las creencias del siglo 21, que no puede ser pasada por alto por investigadores especializados de diversas ramas de la ciencia, por los políticos, ni por el público en general porque es un misterio que sale a la luz después de centurias de silencio.



Fuente: Hoy Bolivia
Fecha: 16/04/2008

Ver Todas las Noticias